Bizcocho de café mocha

_MG_7851

Qué manía más mala que tengo! Cuando tengo más de 3 cosas del mismo tipo, me da por coleccionarlas. Puedo hacer una lista muy larga si cuento todas las cosas que coleccioné, o  intenté coleccionar, a lo largo de mi vida. Por ejemplo, capullos de flor, borradores, tarjetas telefónicas, esmaltes, etc. La fiebre dura mucho, como años, y tardo bastante en despertarme y decir “¿para qué  co**** tengo todo esto?”

Mi obsesión ahora son las bufandas y los moldes de cocina. En las tiendas de ropa me dirijo directamente a la sección de fulares y bufandas, y acabo comprando alguna aunque en casa  tengo suficientes como para ir a Laponia y pasar calor. Y lo mismo me pasa con los moldes: en ferreterías, súpers o cualquier tienda que los pueda tener, mis ojos están siempre buscando moldes de repostería. No han de tener nada especial. Con que sean una poco diferentes, ya me pica el gusanillo. Debe ser un sufrimiento para mi marido cuando le pregunto “¿el pastel que hice el otro día quedó bien en el molde cuadrado de 25 cm que usé o le iría mejor uno redondo de 30 cm?”. Va a ser el primer hombre el odiar las ferreterías.

_MG_7849

El otro día no pude resistirme y compré un molde de mini bizcochos. No me arrepiento. Tiene 4 huecos de 15 x 8 cm, y con una receta para un bizcocho de tamaño estándar pueden salir 2 o 3 mini bizcochos. El tiempo para hornearlo es más corto, y se evita que queden medio crudos por dentro porque el calor se trasmite más fácilmente.

Así que estrené el molde con este bizcocho de café mocha. Me gusta mucho cuando horneo algo que tiene un olor fuerte y a la vez agradable. Cuando estoy esperando a que se haga el bizcocho, poco a poco va saliendo el olorcito, y me entran las ansias. No puedo esperar a que se enfrie, me meto un trozo en la boca demasiado pronto y acabo quemándome. Vale la pena esperar un poco no solo para no quemarte sino para que se cuaje el crumble. Va genial para el desayuno o la merienda, y mojarlo en un tazón de leche caliente. A mi no me entusiasma  el mojar cosas en la leche, pero me animaría a hacerlo con este bizcocho.

_MG_7852


Bizcocho de café mocha (2 mini bizcochos de 15 x 8 cm, o 1 bizcocho de 24 x 12 cm)
Ingredientes:
– para el crumble
55 gr mantequilla
65 gr azúcar moreno
1/4 cucharadita de extracto de vainilla
1/4 cucharadita de café instantáneo
una pizca de sal
70 gr harina

– para el bizcocho
130 gr harina
30 gr cacao puro sin azúcar
2 cucharaditas de café instantanéo
1/4 cucharadita de sal
una pizca de bicarbonato sódico
120 gr de mantequilla a temperatura ambiente
30 gr aceite de girasol
90 gr azúcar
150 gr azúcar moreno
1 cucharadita de extracto de vainilla
3 huevos L
125 gr yogur griego natual

Instrucciones:
1. Preparad el crumble. Derretid la mantequilla en un cuenco y añadid el azúcar moreno, el extracto de vainilla, el café instantáneo y la sal
2. Añadid la harina y mezclad hasta que se formen pequeñas piedras
3. Preparad el bizcocho. Tamizad o removed con unas varillas la harina, el cacao puro, el café instantáneo, la sal y el bicarbonato sódico
4. En otro bol grande, con la batidora de mano mezclad la mantequilla con el aceite de girasol y los dos azúcares hasta que se haga cremoso y aireado
5. Añadid el extracto de vainilla y los huevos uno por uno, y batid bien cada vez que lo añadais. El huevo tiene que ser batido completamente antes de añadir el siguiente
6. Añadid la mitad de la mezcla de harina y removed hasta que se incorpore. Añadid el yogur griego y removed para incorporarlo hasta que no se vean partes blancas
7. Añadid la última mitad de la mezcla de harina y removed hasta conseguir una masa homogénea
8. En el molde, verted la mitad de la masa y poned la mitad del crumble. Verded el resto de la masa encima del crumble y cubrid la superfície con el resto del crumble
9. Colocad en el horno “NO” precalentado, poned la temperatura a 175 grado y hornead hasta que se haga. (Usé un molde de mini bizcocho (10 x 5 cm), y me tardó unos 45 minutos en hacerse)


_MG_7850

Anuncios

Un comentario en “Bizcocho de café mocha

  1. Sobre los fulares – bufandas, guárdalas que no sabes dónde te puede llevar el viento y te pueden hacer falta.
    Sobre el bizcocho, como he tenido el placer de probarlo tengo que decir que lo del mini bizcocho es una gran idea, le pese a quien le pese :D

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s