Pan de sésamo

_MG_7371
En España (o quizá en Europa), el pan con corteza dura es más apreciado que un pan blando tipo pan de molde. Cuando vivíamos en Chicago, mi marido se quejaba de no poder encontrar un pan con la corteza suficientemente dura como para hacerse un bocata. A parte de que no había tantas panaderías como aquí, la variedad de los panes que se vendían no era muy extensa y bagles y pretzels invadían el mercado. Lo contrario pasa en Japón, donde se aprecia el pan blandito. Los panes tan blandos que no se tienen de pie son más populares que los panes duros con los que se podría clavar un tornillo. Ahí, un pan francés o una baguette tiene la corteza dura, pero ni de lejos como la de los bocatas del Bar Manolo. A mi me gustan ambos. No podría elegir entre un bocata del Viena o uno de Subway. Cada uno tiene su gracia.

_MG_7366

Así como él se quejaba de no encontrar un pan a su gusto en Chicago, yo echo de menos panes blanditos como algodón. Ya que en el barrio el pan con corteza dura abunda , cuando lo hago en casa me gusta recrear el pan blandito de Japón. Esta receta ha pasado a ser mi favorita, porque el pan sale siempre blando y jugoso, y el sésamo le da un gusto rústico. Aún no he probado a hacer un sandwich con este pan, porque siempre terminamos comiéndonoslo a palo seco de los bueno que está._MG_7372


Pan de sésamo en panificadora (750 ml)
Ingredientes
– 250 ml agua
– 12 gr levadura fresca
– 8 gr mantequilla
– 25 gr azúcar
– 50gr queso para untar
– 20 gr sésamo blanco
– 380 gr harina de fuerza
– 1 cucharadita de café de sal

Instrucciones:
1. Poned los ingredientes en el orden indicado arriba
2. Programad “masa” en la máquina de amasar
3. Cuando la máquina termine de hacer la masa, sacadla y partidla en tres bolas del mismo tamaño
4. Estirad las bola en redondo y doblad ambos lados hacía el centro. Debe conseguirse una forma alargada
5. Enrollad la masa alargada como un caracol, y colocadla en el molde. Repetid con el resto de bolas
6. Cubrid con una toalla limpia y húmeda, y reposadlo durante 30 minutos o hasta que se haga el doble de tamaño. Depende de la temperatura sube más rápido. Yo normalmente lo pongo en el horno sin calentar
7. Cuando la masa haya subido, horneadlo en el horno precalentado a 190 grados durante 25 – 30 minutos. Si se está dorando demasiado la parte de arriba, tapadlo con un papel de alminio
8. Reposadlo en el molde durante 10 minutos y luego dejadlo enfriar en la rejilla de pasteles


_MG_7367

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s